Stay Connected & Follow us

El camión conectado es el futuro del transporte por carretera

04/06/2020 Valéncia Marítima

La empresa WanaTruck es la única en España que aplica el uso del blockchain en el transporte de mercancías por carretera. Para sus fundadores, Luis Sanz y Carlos Cancela, el futuro del transporte pasa por el camión conectado. La nueva herramienta digital reduce costes, elimina parte de la cadena de intermediarios y aumenta la seguridad en las operaciones. Ambos expertos confirman que diversos puertos estudian ya su implantación

Luis Sanz y Carlos Cancela

WanaTruck es una plataforma tecnológica de reciente creación y pionera en España. Hasta el momento, solo Holanda y Bélgica cuentan con empresas similares. La herramienta desarrollada por Luis Sanz y Carlos Cancela, además de generar de forma automática el documento de control e-CMR, digitaliza todo el proceso de mercancías por carretera y geolocaliza la carga en tiempo real. Para ello utiliza la tecnología blockchain un término que cobra fuerza en sectores como la logística. Se trata de la nueva tecnología que permite almacenar cualquier información en un registro abierto (bloques) y que se entrelazan unos con otros (cadena). Otra de sus ventajas es que reduce costes generales y de intermediación, a la vez que minimiza el riesgo de falsificaciones, fraudes y ciberataques.

WanaTruck arrancó hace dos años con el diseño de un proyecto piloto propio que se presentó a cargadores y transportistas. «Con el feed-back que nos trasladaron fuimos introduciendo mejoras hasta llegar a la plataforma actual», recuerda Sanz. La firma ha realizado, entre otros, un proyecto que ha permitido seguir la trazabilidad de la mercancía en un trayecto concreto entre Almería a Inglaterra. En el proceso han participado diferentes socios, entre ellos Transportes Abengoza, Satelium y Telefónica. «Para el sector del transporte representa un salto brutal», añade Sanz. «La mayoría de operaciones se siguen generando en papel, pero esto va a cambiar en los próximos años porque está más que demostrado que digitalizar aumenta la competitividad».

El sistema permite comprobar los eventos sucedidos a lo largo del recorrido, en tiempo y hora; desde que se contrata una carga hasta que se asigna el vehículo, así como los tiempos de espera en los puntos de carga y descarga. Cualquier incidencia queda reflejada, por ejemplo, una apertura de puertas, suceso de vital importancia en un transporte en frío. O fotografiar una mercancía dañada y subirla a la plataforma en el momento. La herramienta, sin límite de almacenamiento, procesa millones de datos por segundo. Para Carlos Cancela, un factor clave de la plataforma es que se ajusta a las necesidades de cada cliente, incluido los transportistas autónomos. «El transportista debe buscar la eficiencia en sus procesos para ser más competitivo frente al cargador. Si nosotros, dentro del ecosistema, somos capaces de transmitir este mensaje a ambas partes, habremos dado un paso de gigante en la mejora de los costes. Además, va ayudar al transportista acercarse al gran cargador que lo que demanda es última tecnología y camiones eficientes; en definitiva, que se preste el servicio en las mejores condiciones».

En este sentido, Cancela destaca que la intermediación tensiona la relación entre ambas partes. “Esta situación debemos analizarla en profundidad porque no aporta valor al proceso y sí costes. Si tensionamos con intermediación, se perjudica al sector. Nosotros, como herramienta tecnológica, presentamos varias diferencias con las otras dos existentes en el mercado. Sobre todo, porque nos centramos en engrasar la relación cargador-transportista. Se trata de que cada parte encuentre los incentivos antes que profundizar en las diferencias. En este sentido, estamos convencidos de que la tecnología va a beneficiar a toda la cadena, a gestionar mejor los procesos para los transportistas y los cargadores».

La Unión Europea ultima en la actualidad una resolución que obliga a todos los estados miembros a admitir e-CMR electrónico. En los últimos años, la mayoría de países ha dado luz verde a la medida, que abarca un plazo para su implantación hasta el año 2025. Suecia ha sido el último estado en adherirse, el pasado mes de marzo. Faltan Alemania e Italia. «Pero, a partir de ahora, con la carrera tecnológica que ha supuesto la crisis sanitaria y que ha acelerado la digitalización, el reglamento europeo se va a aprobar en fechas breves», adelantan.

Tanto la nueva normativa comunitaria, como las tecnologías digitales conducen al camión conectado como paso previo a la conducción autónoma. «Los camiones cuentan con diversos dispositivos de control y sensores, en función de la mercancía. Lo que permite WanaTruck es la conexión de dispositivos (IoT) del vehículo a través del blockchain. Es la garantía para el registro de todos y cada uno de los eventos ocurridos en el transporte, desde la ruta realizada, horas de conducción, paradas, oscilaciones en la cadena de frío, seguridad de la mercancía, horas de recogida y entrega según contrato, entre otros indicadores», señala Sanz.

Según sus datos, la plataforma puede reducir los costes de gestión hasta en un 50 por ciento. Sobre la inversión necesaria para su implantación, ambos confirman que es mínima. “Digitalizar ya no representa un coste para las empresas. Antes sí se compraba la tecnología y se invertían grandes sumas en la adquisición de equipos y en desarrolladores propios. Ahora es como si, en vez de comprar un coche, lo alquilaras. Evitamos esa inversión a las compañías porque la tecnología la ponemos nosotros a su disposición. Por eso recomendamos que lo primero que debe hacer una empresa que quiera comprobar cómo funciona, es probarla», agrega Sanz.

Para ello WanaTruck ha abierto una línea de negocio que facilita una demostración, una prueba a coste cero para que las empresas interesadas lo puedan conocer e introducir en sus correspondientes sistemas. «Una vez experimentada, la ajustamos a cada firma o a los autónomos. El futuro no pasa por comprar tecnología, por invertir en grandes procesos. Ya no tiene ningún sentido impulsar desarrollos a medida para la compañía. Así, un cliente la puede utilizar para cien cargas o para mil cargas al día. Es decir, pagas por usar, no por comprar. Algunas empresas, por ejemplo, optan solo por digitalizar la carta de porte electrónica. Hay una amplia gama de posibilidades para iniciar el cambio hacia la digitalización de los procesos».

Sobre los retos de la firma para el futuro, adelantan la apertura de su nicho de mercado en los puertos españoles. «Los puertos serán los recintos idóneos para la implantación de la herramienta. Primero, porque ya cuentan con sus propios sistemas de control y de gestión de la mercancía a nivel interno. Sin embargo, falta el control del camión o contenedor fuera del puerto. Creemos que hay una sinergia muy importante desde el momento en que las cargas salen del puerto. Si conseguimos integrarnos con el sistema de los puertos estaremos dando toda esa trazabilidad y funcionalidades al cliente que va a recibir la mercancía en Lugo, Burgos o París», subraya Luis Sanz.

Por su parte, Carlos Cancela define la plataforma como una solución global para el ecosistema del transporte por carretera. «Sectores como distribución, paquetería o última milla son idóneos también para introducir la tecnología. Sobre todo, somos una herramienta muy útil para que el transportista mejore su eficiencia y se pueda presentar como una solución sostenible y viable de cara a sus cargadores. Ese mensaje para mí es clave». Otro aspecto crucial que destaca es la conciliación de la vida familiar para los profesionales del transporte. “Se trata de hacerles la vida más fácil. Para ello se tiene que perder el miedo porque la tecnología es tan fácil como utilizar un móvil. Solo se trata de mecanizar la introducción y el manejo de datos a través de una app. La digitalización ya no es una barrera, ni en costes ni en tecnología».

WanaTruck en la portada de Valencia Marítima
Compartir